Seguro de decesos

¿Merece la pena tener un seguro de decesos?

Merece la pena tener un seguro de decesos

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Casi la mitad de la población en España tiene contratada una póliza de decesos, según datos aportados por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA). 

Sin embargo, quienes no cuentan con esta protección se siguen preguntando si merece la pena tener un seguro de decesos. A lo largo de estas líneas te contamos qué debes valorar a la hora de tomar esta decisión, una decisión para ti y para los tuyos.

¿Para qué sirve un seguro de decesos?

Un seguro de decesos es una herramienta para planificar el futuro y contar con una cantidad de dinero asegurada en el momento de tu fallecimiento o el de un familiar. Esta póliza sirve para cubrir los gastos asociados a un sepelio, además de para la gestión de todos los trámites asociados a esta circunstancia.

En momentos tan difíciles como el de la muerte de un ser querido, es una forma de que los familiares no tengan sobre sus hombros más cargas de las necesarias. No hablamos sólo del desgaste psicológico asociado a los trámites a realizar, sino también del coste económico, lo que queda totalmente cubierto con un seguro como este.

Beneficios de contar con un seguro de decesos

El duelo es una etapa dura y, en sus primeros momentos, contar con ayuda es fundamental. Al contar con una póliza de seguro contratada, puedes disfrutar de las mejores garantías, con todos los gastos del sepelio cubiertos o con asesoramiento y ayuda a la hora de realizar cualquier tipo de trámite.

¿Quieres saber más razones por las que tener contratado este tipo de seguro? A continuación, te las contamos todas, de modo que puedas hacer una elección consciente y contratar este seguro si crees que puede ser beneficioso en tu caso particular.

Cobertura de los gastos funerarios

Dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se resida, un sepelio puede tener un coste de entre 3.000 y 5.000 euros. Muchas personas no disponen de esta cantidad de dinero, lo que sería un duro golpe en caso de ser necesario para cubrir los costes funerarios.

Con la contratación de un seguro de decesos, estos gastos se van cubriendo de forma periódica con el pago de una póliza, o en un solo pago si optas por la prima única. Si quieres evitar una carga financiera a tus familiares en un momento tan complicado, contar con estas coberturas es una muy buena opción.

Trámites y gestiones administrativas

Además de cubrir el traslado de la persona fallecida, el féretro, urna o las flores, el fallecimiento de un ser querido lleva consigo la necesidad de realizar varios trámites y gestiones administrativas.

Esto puede resultar realmente abrumador en una situación tan dura, por lo que contar con un seguro de decesos puede ayudar de forma considerable. Esta póliza incluye asistencia en la tramitación de documentos como el certificado de defunción, así como la propia gestión del entierro o incineración de la persona asegurada.

merece la pena contratar un seguro de decesos

Tranquilidad para tus familiares

Los dos puntos anteriores se pueden resumir en tranquilidad para la familia. Los gastos de un sepelio son bastante elevados en nuestro país y no todas las personas cuentan con esa cantidad de dinero ahorrada en el momento de su fallecimiento.

Con una póliza de decesos tus seres queridos no tendrán que asumirlos, siendo una fuente de seguridad y tranquilidad en el ámbito económico. 

¿En qué casos merece la pena contratar un seguro de decesos?

Aunque contar con un seguro de decesos puede ser muy conveniente en algunos casos, lo cierto es que no siempre es así, como por ejemplo en aquellos casos en los que se dispone de un capital reservado para asumir los costes de un sepelio.

No obstante, una póliza de este tipo es totalmente recomendable en casos como los que exponemos en las siguientes líneas. 

Cuando se alcanza una determinada edad

Durante la juventud, la muerte no es algo en lo que se piense de forma frecuente. Sin embargo, a edades avanzadas es un pensamiento mucho más recurrente. En estos casos, si no se cuenta con un seguro de decesos puede ser beneficioso contratarlo, ya que el coste de las primas no superará el precio a pagar por un sepelio sin seguro.

Para familias con hijos

Las familias con hijos pueden encontrar en este seguro una tranquilidad extra, al poder proteger a sus seres queridos en lo económico en caso de fallecimiento. De esta forma, te asegurarás de que los gastos funerarios y otros costes no recaerán sobre tus hijos, permitiendo que se centren en su bienestar emocional durante el duelo.

Personas con pocos ahorros

Los seguros de decesos son una buena opción para todas aquellas personas que cuentan con poca capacidad de ahorro. De esta manera y con el pago de las pólizas, tendrás la garantía de tener cubiertos los gastos del sepelio sin la preocupación de tener que recurrir a familiares o la contratación de un préstamo.

Si bien es cierto que en casos puntuales puede no ser necesaria su contratación, merece la pena tener un seguro de decesos en casos como los anteriormente expuestos. Familias con varios miembros o con pocos ahorros pueden beneficiarse de las características de este tipo de seguro.

Orientado a proteger en lo económico a los familiares directos de la persona asegurada, así como a brindar apoyo psicológico y con la gestión de documentación y trámites, tiene unas coberturas que puedes plantearte sin miedo a equivocarte.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Otros Artículos

Contacte con nosotros

Si necesita más información sobre nuestros seguros denos su número de teléfono y uno de nuestros agentes se pondrá en contacto con usted.